¿Qué es la ergonomía?

¿Que es la ergonomia?

Definición y tipos de ergonomía en el trabajo

La definición de ergonomía es el conjunto de productos y sistemas destinados a adaptar el lugar de trabajo a las necesidades y características de los trabajadores. Se trata de una disciplina científica centrada en mejorar el ambiente laboral y las condiciones de trabajo. 

Para qué nos entendamos, es hacer felices a nuestros trabajadores para que trabajen mejor. La ergonomía facilita a los trabajadores la realización de sus tareas, evitando posibles daños en ellos. Las principales causas contra las que lucha la ergonomía son las posturas inadecuadas o estáticas, los movimientos repetitivos y la mala iluminación o temperaturas inadecuadas. 

La ergonomía tiene como objetivo mejorar el bienestar, la eficacia y la seguridad de los trabajadores. Está demostrado, que los trabajadores que aumentan su calidad de vida en el puesto laboral, acaban siendo más productivos para la empresa. 

La ergonomía se materializa en los puestos laborales en el diseño del mobiliario y de todo lo que use el trabajador, concebido bajo premisas médicas, anatómicas, psicológicas y de ingeniería. 

Tanto las sillas, como las mesas, los soportes para los ordenadores, el vestuario, los espacios; o incluso, las luces, están pensados para que el trabajador desarrolle su tarea en las mejores condiciones posibles. 

El objetivo de la ergonomía es reducir las posibilidades de que el trabajador sufra alguna enfermedad o lesión laboral; para así, propiciar un ambiente laboral totalmente adaptado a él, que incremente su bienestar y productividad. 

Los 4 tipos de ergonomía

La ergonomía abarca distintos aspectos en torno a los puestos de trabajo en una empresa. Se puede hablar de distintos tipos de ergonomía, aunque hay cuatro tipos que son los más reconocidos. 

La ergonomía física en el trabajo

Es el tipo de ergonomía en el que todos pensamos a priori.  Su objetivo son los materiales de trabajo, las posturas que se adquieren al trabajar y los espacios de los que dispone el trabajador. Lo que prima son los factores fisiológicos y mecánicos. Que el trabajador esté bien sentado, que no escriba encorvado, que vea bien la pantalla y que tenga espacio para moverse con libertad. 

La ergonomía cognitiva en el trabajo 

Esta ergonomía consiste en adaptar el puesto de trabajo a las necesidades psicológicas y capacidades del trabajador. En otras palabras, busca evitar posibles daños psicológicos en los trabajadores, como la depresión o el estrés, debidos a una sobrecarga de trabajo o por la interacción del trabajador con los materiales. 

La ergonomía organizacional en el trabajo

Esta ergonomía trata la relación del trabajador con la empresa; centrándose principalmente, en la comunicación interna y la gestión que hace la empresa de los trabajadores y sus cometidos. 

La ergonomía ambiental en el trabajo

El objetivo de la ergonomía ambiental es evaluar y determinar la adecuación de los espacios a los trabajadores; valorando elementos como la temperatura, el ruido o la iluminación.  

En definitiva, estos 4 tipos de ergonomía conforman una adecuación prácticamente total de los puestos laborales a los trabajadores. Unas soluciones que resultan muy beneficiosas para el trabajador; pero aún más, para la empresa, al ver incrementada su productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *